Proyectos de consultoría

A veces InPlanta trabaja como una consultora, bajo un tipo más tradicional de relación. 

Sin embargo, nos gusta decir que trabajamos como una consultora especial, ya que somos muy exigentes en lo que se refiere a tres puntos que creemos que son clave, y que a menudo vemos que no se toman en cuenta:

  1. Creemos que el valor de los servicios de consultoría sólo se obtiene si se da (y ambas partes respetan) una independencia total en términos de criterios y acciones.
  2. Se debe seguir un enfoque de gestión senior, pero asegurándose en todo momentos de que se toma en cuenta el punto de vista de todos los grupos de interés.
  3. Se debe garantizar una estricta alineación del trabajo con las principales prioridades, evitando la tentación de proporciona un trabajo de menor valor añadido.

InPlanta materializa estos compromisos a través de nuestro nivel de honorarios, que es considerablemente más competitivo que el de nuevos competidores. Esto es porque creemos que los clientes no deberían pagar por un “sello de aprobación”, sino por la calidad del trabajo realizado.