Proyectos en coinversión

Son proyectos en los que ambas partes acuerdan trabajar en una relación de socios más que de cliente – proveedor de servicios profesionales.

Este esquema de relación es frecuente en proyectos que nacen desde cero o en fases muy tempranas de desarrollo, o bien en iniciativas en las que se prevé una involucración más estable en el tiempo.

Suele ser una forma de relación especialmente adecuada en startups, en los que es clave reducir la estructura de costes al ser la tesorería la variable clave de gestión.

En este tipo de situaciones, InPlanta valora el proyecto desde la perspectiva de negocio, la adecuación del equipo promotor, la capacidad efectiva de aportar recursos (financiación, equipo, relaciones, etc.), y decide coinvertir con los promotores.

La forma de coinvertir de InPlanta es mediante la capitalización de un porcentaje alto de sus honorarios profesionales, acordando también los plazos y esquemas de salida o mantenimiento en la empresa una vez que se haya alcanzado velocidad de crucero.