Análisis Morfológico Global

El Análisis Morfológico Global (AMG) es una metodología que es especialmente adecuada para abordar lo que se conocen como “problemas perversos”. Este tipo de cuestiones, situaciones, y problemas, que son cada vez más frecuentes en empresas y organizaciones de todo tipo, surge cuando la propia formulación de la cuestión es muy cambiante, muchos y muy diversos grupos de interés están implicados inevitablemente en su resolución, existente incertidumbres no resolubles, no se puede experimentar con soluciones, etc.

En InPlanta hemos aplicado con éxito el AMG en proyectos de estrategia, innovación, organización, diseño de producto y servicios, etc. Suelen ser proyectos cortos pero con un foco muy preciso que son muy exigentes para el equipo implicado. El entregable final para el cliente, además de una herramienta informática que permite que el cliente siga aplicando esta técnica, es la especificación de un espacio de de soluciones mucho mejor definido en el que se puede realizar más tarde un análisis de escenarios más efectivo.

El Análisis Morfológico Global es también un enfoque que es muy compatible con otras metodologías una vez se ha definido el espacio de soluciones. También es una buena práctica que encaja bien en las etapas iniciales de los procesos de planificación estratégica, garantizando que tienen un foco mucho más definido.